mcpedl.es » Artículos » 5 razones para no regañar a tu hijo por jugar a Minecraft
[Votes: 1 / Average score: 5]

Existe tal tendencia que la mayoría de los padres prohíben a sus hijos jugar juegos de ordenador durante mucho tiempo. Pero hoy en día existen proyectos de juegos que permiten a los niños aprender y desarrollarse. Y el proyecto Mojang, en el contexto de su producto Minecraft, persigue precisamente este objetivo, además del entretenimiento, dar a los jugadores conocimientos objetivos. La empresa demuestra que el proceso de aprendizaje ha alcanzado un nuevo nivel.

Siguiendo este principio, los creadores del proyecto desarrollaron una versión educativa especial de Minecraft, adecuada incluso para su implementación en las escuelas. ¿Qué utilidad tiene este juego para los niños? Intentemos resolverlo.

Formación en habilidades básicas de programación.

La jugabilidad en Minecraft se implementa mediante el funcionamiento de las llamadas placas de circuito impreso (Circuito Redstone). Estos objetos permiten, en forma de juego, comprender el principio de funcionamiento de la electricidad y la tecnología de construcción de mecanismos básicos. El niño aprende a automatizar muchas tareas del juego para facilitar determinadas acciones. En el universo de Minecraft, puedes, por ejemplo, configurar las luces para que se enciendan automáticamente en tu propia casa, hacer que las puertas se abran cuando un personaje está frente a ellas y crear muchos sistemas y trampas diferentes.

En general, los niños aprenden a formular cálculos complejos para obtener determinados resultados y desarrollar un enfoque creativo. Todas estas habilidades son necesarias para convertirse en programador.

Ayuda para comprender el mundo real.

Aunque Minecraft es sólo un juego, utiliza las leyes de la naturaleza real de muchas maneras. Esto enseña a los niños a navegar correctamente en el mundo real y desarrolla en ellos la curiosidad.

Por ejemplo, Minecraft es bueno para inculcar la habilidad de tener en cuenta la distancia entre objetos. Los jugadores viajan por el mundo virtual utilizando marcadores especiales. En la vida real, esta experiencia no permitirá que un niño, por ejemplo, se pierda en el bosque.

Calcular la distancia entre una casa y un depósito de recursos ayudará a determinar la cantidad de material necesario para construir un puente o túnel hasta este depósito.

Formación en planificación

Jugar a Minecraft implica elaborar un plan de acción. El jugador debe saber de antemano qué construirá exactamente y en qué orden. Los mismos principios se aplican en la vida real: para lograr nuestros objetivos, también debemos planificar nuestras acciones.

Aquí esto se expresa, por ejemplo, en la necesidad de elaborar un plan complejo antes de construir una casa. El niño aprende a realizar varios cálculos, dibujar un diagrama del edificio, calcular el área del territorio asignado, etc.
Para hacerlo más difícil, puedes, por ejemplo, limitar el tiempo que tu hijo pasa en el juego. En este caso, deberá planificar de antemano la extracción de minerales, la construcción de viviendas y la caza. Todas estas habilidades, sin duda, te serán útiles en la vida real.

Aprender habilidades de afrontamiento

Resolver los problemas actuales en el mundo virtual es de lo que se trata Minecraft. El jugador se ve obligado a enfrentarse constantemente a diversos problemas. Además, estos problemas deben resolverse sin ninguna pista. En el espacio de juego, el niño debe hacer frente a la falta de comida, contrarrestar los ataques de criaturas peligrosas y buscar refugio rápidamente.

Pero incluso si logras organizar una casa, siempre existe el riesgo de que algún monstruo la destruya. Por lo tanto, el jugador también debería pensar en construir trampas efectivas para criaturas agresivas.

Hemos citado sólo algunos de los posibles problemas a los que tendrá que enfrentarse un jugador joven. El niño se verá obligado a resolver una gran cantidad de problemas y desarrollar nuevas ideas.

Desarrollar habilidades matemáticas

El juego te permite aprender a hacer todos los cálculos en tu cabeza. Este punto es muy importante para los niños que tienen problemas con la aritmética. Y en Minecraft este entrenamiento se realiza de una forma divertida que seguro gustará al niño.

Todo el universo del juego se puede dividir en bloques: tierra, agua y arena. Para la construcción de diversos objetos, es necesario contar los materiales necesarios (bloques de arena para construir una casa, bloques de agua para llenar una piscina, etc.).

El jugador también tendrá que lidiar con cálculos matemáticos en el proceso de creación de placas de circuito impreso Redstone. Por ejemplo, era necesario obligar a algún mecanismo a repetir determinadas operaciones con un retraso específico. Para hacer esto, el juego requiere un dispositivo especial que permita el lanzamiento retardado de mecanismos con un retraso de 0,4 segundos. ¿Cuántos de estos dispositivos se necesitarán para lograr el tiempo de retraso requerido? El jugador deberá determinar este parámetro de forma independiente.

Por supuesto, aquí solo se enumeran una pequeña fracción de las habilidades útiles que Minecraft le brinda a un niño. El mundo interior del juego es mucho más complejo y variado, y además de matemáticas, necesitarás conocimientos de química y física.

Leave a Reply

Your email address will not be published.